Blue Flower

 
A estas alturas del kilometraje a nadie le importa el Mundial. Pero a mí tampoco me importa el Mundial.  El trago amargo que nos departó está en la vejiga y se irá eliminando con el resto de los detritus. De lo que hablo es de un asunto de educación en el sentido más intenso, mayúsculo y total del término. Tiene que ver con la convivencia y con lo más sagrado que une a los hombres de bien: la amistad.
 
Bielsa ya no es nuestro amigo. Y no porque perdió el seleccionado nacional, de ninguna manera, está a la vista, la derrota fue asumida con un silencio y una tristeza jamás vista. Ni una injuria, ni un chivo emisario, ni un rencor.
 
Ya no es nuestro amigo porque se fue sin saludar. No se despidió de nosotros los hinchas. Los que durante cuatro años llenamos las  canchas, nos sentamos frente a la tele, gritamos los goles, sufrimos las derrotas, tiramos papelitos, nosotros los apasionados de la selección argentina que somos millones de personas.
 
Sí señores, millones de personas que no fueron saludadas ni consideradas, absolutamente menospreciadas.
Que mientras  se jugara el Mundial no era tiempo de declaraciones, ok. Que Bielsa debía digerir su angustia, su sentimiento de culpa, su enorme sentido de la responsabilidad, ok. Que quería estar con los suyos en ese campo de no sé donde y comerse una tonelada de mollejas,ok. Pero una vez que el Mundial terminó, el 30 de junio, día en que terminó su contrato, tenía que despedirse de nosotros; más bien que estamos esperando la deferencia. ¿ O acaso somos una mierda? Quizás sí, para Bielsa, Batistuta, Simeone, Verón, seamos una mierda, porque aún estamos esperando la conferencia de prensa que los caudillos de la selección y su director técnico deberían haber dado al hincha.
 
¿ O no saben lo que es ser hincha de la selección argentina? ¿Es menos que ser tifosi del Parma, o de la Lazio...?
 
¿Una conferencia de prensa para qué? Para despedirse y para tirar onda, buena onda, para levantar un poco la cosa. No son los dueños de la selección, el futbol sigue, y la celeste y blanca idem. Necesitamos buena onda.
 
Yo me asumo como el Bielsa que no existe y digo a los aficionados:

Hoy termina mi trabajo como técnico de la selección nacional. Estoy triste porque siento que millones de argentinos que depositaron sus esperanzas en el equipo se han visto defraudados. Pero les aseguro que todos los jugadores y yo mismo dimos todo a nuestro alcance para lograr el máximo objetivo. Asumo la responsabilidad de la derrota. El futbol argentino tiene una historia de glorias, y su calidad es respetada en todo el mundo.  Quiero decir que el nuevo técnico de la selección podrá contar con toda mi colaboración para lo que necesite, y creo y deseo, que una nueva era comience para el futbol argentino, que tiene todo para triunfar y cuyas virtudes están intactas.He vivido momentos inolvidables como técnico de un grupo de jugadores maravillosos, y una afición de una fidelidad como no hay en el mundo. Estoy junto a ustedes. Gracias por todo. 
Bien Bielsa, así se hace, adelante y suerte. Y junto a esta conferencia de prensa inexistente, los caudillos nombrados, también se unirían a nosotros en el fin de esta etapa, y nos prometerían su lealtad para la que comienza.
 
Digo yo....¿ es que ya no hay valores?   ¿Es que ya todo importa un carajo? ¿ Todo da lo mismo? Pues no, no da lo mismo, son una maga de maleducados. No tienen problemas de comunicación los Bielsa, los Simeone, o quien sea. Son maleducados en el sentido fuerte del término, el de la amistad. No se han dado cuenta que entre el hincha y el jugador no hay sólo idolatría sino amistad.
 
El otro día en el zapping pasé por unas palabras de Roberto Ayala que decía que cuando se sale campeón, la gente te pone en la gloria, y cuando perdés, te entierran. Mentira!, es un insulto inmerecido a una afición que se comió una eliminación sangrienta e impiadosa, y justa!, en silencio y respeto. Son ellos, los jugadores, los que cuando ganan levantan trofeos, dan vueltas olímpicas en medio de vitores de miles, posan para una teleplatea de millones, hacen publicidades de lo que venga....y cuando pierden, no saludan. No somos nada para ellos, somos menos que caca.
Como dice el filósofo Fabio Alberti: ¿ qué nos pasa a los argentinos?
 
Posdata: esta nota fue escrita el 7 de julio. Hoy 25 de julio, día de la entrega de la nota a la revista, se comenta que se le ha ofrecido nuevamente el cargo a Bielsa para conducir la selección nacional de fútbol. Escribir sobre situaciones de coyuntura en una revista mensual argentina,  limita al doxólogo a tener por única virtud equivocarse con la mayor precisión posible. Al menos, si vuelve, espero que diga buenos días.
 
 
 
 

Su opinion?

Envie su comentario!