Blue Flower

DEBATE.

La vuelta del doctor Merengue

 

¿Cómo hacer para insuflarse un poco de entusiasmo y tirar para adelante en estas dos semanas que faltan hasta el  18 de mayo? Ganaron Menem y Duhalde, entre los dos tienen el 45% de los votos, agregado Rodriguez Saá  están en 60%, ¿ cómo hacer para que ésta realidad se convierta en una buena noticia?

 

Quizás no sea tan difìcil. Juntemos un poco de aire y proclamemos con firmeza  que va a ganar la Argentina del trabajo y la producción, que triunfará el modelo de la inclusión y la gente, y que perderá la Argentina corrupta, la de la exclusión social y la de la entrega. Bien, ya lo hicimos, estamos contentos, hemos hecho uso de la terapia pragmática del filósofo William James, el que afirmaba que estamos tristes porque primero lloramos; no es cierto que lloramos por la desdicha. Primero la conducta y la acción, luego el sentimiento vendrá solo, como en algunos matrimonios.

 

 Ha sido entonces una buena elección, podemos imaginar que saldremos de a poco del pozo de la pobreza social, y la reactivación que a todas luces ha comenzado hace meses proseguirá su camino ascendente.

 

Pero el otro yo del Dr. Merengue está inquieto. Quiero decir que los aproximadamente diez millones de doctores Merengues que fueron a votar el domingo siguen inquietos. Porque lo curioso de estas elecciones es la aparición de este nuevo fenómento eleccionario que se presentó en las urnas. Casi los dos tercios de los electores cuando entraron al cuarto oscuro, dejaron en la puerta al estimado doctor, y eligieron la boleta. Hasta ese momento cada día discutimos con nuestro doctor del alma la conveniencia del sufragio. Conozco gente que cambió su voto tres veces en el camino de su casa al lugar de votación.

 

Los medios de comunicación sin saber que era el conocidísimo doctor el que había hecho su reaparición después de décadas de silencio, bautizaron el acontecimiento como “ volatilidad”. Junto al elector indeciso, viejo conocido de las urnas y de los encuestadores, surgió el votante volátil, aquel que decidía su voto cada día de modo diferente. El hombre que decidía demasiado.

 

También sé de mucha gente que fue con Carrió en su mente, y terminó con Kirchner en la mano. Como otros quienes en la medida en que se aproximaba la fecha, se hacían autoencuestas para ver como estaban funcionando sus porcentajes interiores. Gente que siguiendo la moda se convertía un par de veces por día en el Zuleta Puceiro de su alma, o en el caso de las mujeres por identificación más inmediata en la Graciela Römer de su corazón.

 

Así el martes 22 de abril cuando se despertaban por las mañanas con ánsias de racionalidad, austeridad y buenos modales se tomaban el pulso y les daba una leve ventaja de López Murphy sobre el resto de los aspirantes. Al mediodía, luego de una mañana difícil en el trabajo, sentían una irrefrenable bronca contra la clase política y contra las mafias corporativas que siempre se las arreglaban para quedarse con el poder, y como el Sr. López que atravesaba sus puertitas, iban al baño de la oficina y calibraban el estado de la cuestión para observar una sorprendente arremetida de Elisa Carrió.

 

Por las tardes, tomando un cafecito con algunos amigos que nos cuentan que Kirchner es un muñeco de Duhalde, y que la lista de diputados nacionales de la Pcia de Buenos Aires fue confeccionada antes de las elecciones para que Duhalde y Sra con esta sucia maniobra colocaran a lo más rancio de la corruptela de la política nacional, y que votar al santacruceño era una nueva experiencia De la Rúa, y que dale que dale que Menem no va a hacer lo mismo que hizo antes, que su equipo económico es muy serio y que lo que aquí importa es que el país no se siga hundiendo en más indigencia y miseria creada por devaluacionistas y otros aventureros, y que se necesita un jefe porque sinó... ver entonces, camino a casa, la sorprendente levantada del Turco en nuestra maquinita encuestadora privada.

 

A la noche, solos en la madrugada, hay quienes han tenido un ataque de pánico, vieron sombras negras reptando pr las paredes que se deslizaban hasta la cama, una cara negra de boca abierta, labios carnosos y lengua verde con los ojos disparados hacia fuera y ua botella rota en la mano, un monstruo justicialista híbrido de sus tres exponentes, y la pobre víctima jadeando sudorosa bajo la cama decide votar en blanco.

 

Las experiencias de los electores volátiles  diagramados por Divito han sido frecuentes en esta última elección. Pero basta ya! No miremos más para atrás, el futuro está adelante, y una luz brillante abre su foco y cubre el horizonte. Es la creación de una nueva Argentina., una hermana menor de Lula con un presidente simpático, evocador de un actor cómico candidato en Pergamino, un presidente que va a hacer las delicias de nuestros humoristas, de sonrisa cansina y andar desparejo, una fantástica primera dama al borde de un ataque de nervios, sí  amigos, se terminaron las historias de Zulemita, no más gritos ni declaraciones  de las Yoma, por fin se van Kohan, Hernández y Gostanian, de la Chechu ni noticia y del futuro bebé, ni sabremos cómo se llama. Ell menemismo c´est fini.

 

Una nueva historia comienza, una nueva saga comienza, la de dos familias: los Duhalde y los Kirchner. Las páginas de las revistas Gente y Caras han tenido la suerte de haber encontrado una nueva materia prima, los movileros de los magazines podrán meterle el micrófono a nuevos rostros, habrá un semestre de chismes frescos,  los reporteros de la insolencia mediática distribuirán sus simpáticas irreverencias entre el Cabezón y el Néstor, entre Chiche y Chris, y nuevas casas y nuevos familiares aparecerán en la retina de nuestros ojos ciudadanos.

 

Imaginemos un triunfo tremendo del santacruceño, un 70-30 por ejemplo, será un viento purgante que limpiará las  miasmas de la república y se difundirá por todo el mundo: la Argentina le dijo NO a la corrupción. Lo digo con todas mis letras: no sólo voy a votar a Kirchner sino que invito a todos mis compatriotas a votar a Kirchner.

 

No me importa si es el Chirolita de Duhalde, viva Chirolita! abajo Chassman!, no me importa si piqueteros, caceroleros, fiambreros, jefes de hogar, docentes en huelga, o lo que venga sigan sus andanzas, los prefiero mil veces a las amenazas de la racionalidad y y a los pregonetros del orden y la paz social con sangre.

 

Menos me importa si el FMI manda el aviso de que la Argentina está de joda y hay que llenarla de juicios por cesación de pagos universal, lo tenemos a Cavenaghi y a Gaudio. Que se vayan las privatizadas, ¿ se quieren ir si no aumentamos las tarifas?. Váyanse!, las velas se hacen con cera y dan luz, si no hay gas nos tiramos pedos, si no hay agua tragamos saliva, si no hay celulares hacemos cucuruchos de papel y los usamos comos megáfonos.Lo tenemos a Lavagna, a nosotros no nos van a asustar.

 

Creo que podemos respirar aliviados. Pensar que los candidatos de Menem para la gobernación de la  Pcia de Buenos Aires eran Kohan, Patti y Pierri. Qué línea media!  Ni que la hubiera puesto el Narigón  ahora que volvió a La Plata. No más Tula con Moria Casán vivando ante las cámaras, no más adrianes, eduardos y otros clanes de laboratorios riojanos... pero la batalla aún no terminó. Ahora tenemos que ir por Macri. El frente de los jóvenes empresarios con esposas bonitas y clubes de futbol, es la próxima meta. Falta aún derribar a las logias de los señoritos, los que quieren tanto a nuestra Argentina que se distraen un rato de contar sus millones para poner en caja este caos nacional. Esos pujantes yuppies del marketing que harán del país una empresa top y de todos sus habitantes monos con celular tomando sol en Punta del Este. Ah, la felicidad con papá y Bianchi de la mano. Pues no, votaré a Ibarra, invito a votar a Ibarra y a Solá Felipe en las elecciones de gobernación para que el entorno político que nos rodee al menos cerca sea más oxigenante.

 

Una nueva Argentina comienza, junto al doctor Merengue le damos nuestra cordial bienvenida.

 

( 2003)

Su opinion?

Envie su comentario!