Blue Flower

 
 
Caricaturas 
Autor: Alfredo Sabat.


 
 
Adan y Eva - Alberto Durero - 1507
Tristan_and_Isolde - Louis Rhead
http://frankdecaro.com
Amon y Ammonete - Templo de Luxor
 







 

MATRIMONIOS Y ALGO MÁS (1)

Cristina presidente 


Concentrado en otras tareas, algo aislado de los aconteceres nacionales, haciendo, además, una purga, diría que espontánea, de la lectura de los matutinos nacionales, y sin televisión!, sólo la visita ocasional de un amigo me trae novedades de la patria. 

Por eso quisiera comentarles una de éstas que me da que pensar. Se dice que aquello que parecía una de las jugarretas del cálculo político, maniobras hartantes e histéricas de “me presento”- “no me presento” con que los políticos miden sus posibles fracasos y soñados éxitos, es posible que el juego mediático pueda volverse una realidad. 

Cristina presidente. Podríamos poner en marcha nuestra imaginación para adelantarnos a lo que puede llegar a suceder en nuestro país con una mujer presidente. Qué digo!, si ya la tuvimos, pero no sé por qué, no se me hace mujer. Claro que lo era, Isabel, o María Estela Martinez, fue presidente, y mujer, pero, en realidad era una delegada de Perón, embrujada por el mayordomo, su autonomía era de un segundo de duración, una esposa que tampoco era considerada como tal - nadie como Evita - entonces, Isabel no me cuenta como antecedente femenino presidencial. 

Además, Cristina es política, la gente dice de “raza”, tiene carrera propia, personalidad también propia, lo que finalmente trae en consecuencia: que tiene ideas propias. De Isabel, en ese sentido, ya es banal la comparación. 

Por otra parte, su poder le vendría del pueblo. De la ciudadanía. A pesar de la conyugalidad su mandato no sería delegado, sería ella la ganadora. La gente en su sano juicio, o con el único que tiene, elegiría entre ella y, por ejemplo, Lavagna. 

Los amigos de visita me dicen que se habla de la efectiva candidatura de Cristina Fernández...sin Kirchner. Por eso mi ensueño me pinta un panorama nuevo con una presidente mujer, y de veras. Una que manda. Según estos comentarios, la estrategia del poder político actual es que Cristina gobierne hasta el 2011, y luego volvería Néstor por dos mandatos más. Hasta el 2019. 

Me desinformación me hizo dudar de esta perspectiva, porque creía que la Constitución no permite más de dos mandatos, pero me aseguran que si son salteados, el ciclo sólo tiene fin biológico. Por lo que colijo que entre Cristina y Néstor, el pase de banda puede seguir hasta el próximo deshielo polar. 

Yo no sé si esto es gracioso. Parece tragicómico, como tantas cosas que son del dominio de la opereta. Acabo de preguntar nuevamente si esto es así, y me aseguran de que sí lo es. Los Kirchner pueden programar una vida en el poder. Sin embargo, no creo que ocurra de este modo. No porque me resista a creerlo, podría llegar a suceder si el viento chino sigue en popa, ni porque piense que sería la muerte de la república, tampoco pertenezco a la academia nacional de ciencias políticas. No lo creo, porque la época de la familia Marcos, o la familia Sukarno, la de nuestros Juárez, está, como dicen los franceses: révolue. Ya pasó. 

Lo más probable es que en lugar de este pase de antorchas matrimonial, nosotros, los argentinos, nuevamente sorprendamos al mundo, si es que se entera. Por ejemplo, si a Cristina le va bien, si impone autoridad, si las cuentas fiscales responden, es posible que ella piense en mujer, quiero decir que le guste dos veces. Perdón, por favor, no piensen escabrosidades, a lo que me refiero es que siendo mujer, si tiene la posibilidad de cagar a gritos a todo el mundo durante ocho años - marido incluído -, a de Vido, dos o tres sopapos quincenales a Aníbal Fernández, hacerle un pito catalán diario a la oposición, repito, es probable que se dé por satisfecha. Sesenta tres o sesenta y cuatro años, una mujer aún tiene sinó una vida, muchos años en los que podrá disfrutar de su leyenda, de algún nietito sin Nani, de títulos honoríficos que la hagan Embajadora extraordinaria de la República Argentina, que intervenga para acercar posiciones cuando los ineptos no lo hagan, pensemos nuevamente en su marido, o en otro mandatario, a lo Cardenal Samoré, pero mujer. La Madre Espiritual de la Nación, no es poco. Sería como Evita pero sin tragedia, con prosperidad. 

Tantas cosas pueden pasar, pero no creo que en el mundo en el que vivimos, el sosiego sea tal que la conyugalidad resista al vértigo de la globalización hiperconsumista. Es cierto que más que matrimonio es una sociedad, pero justo por eso mismo, tiene una dinámica abierta, perdón por usar vocabulario gestáltico, lo impone la interdisciplinariedad del tema. 

MATRIMONIOS Y ALGO MÁS (2)

Néstor presidente 
Ante la perspectiva de que su señora Cristina se empecine en permanecer en la presidencia por dos períodos, el actual mandatario debería pensar mejor la administración del interregno. No estamos habituados a ver que el señor Néstor permanezca en la casa de Olivos por el mero hecho de ser consorte de la que ya no podrá llamarse primera Dama. Será su Jefa política. Los argentinos que ahora disfrutan con esta novedad tan fashion de tener una presidente, no olvidarán fácilmente quien es Néstor, y soportarán amablemente el desplazamiento. mientras en las ceremonias oficiales lo vean sonriente. Pero el día en que no aparezca y cumpla con el protocolo y se rumoreen desavenencias, los mismos argentinos tan encantados, comenzarán a entender la situación. Me refiero a que Cristina ya no será la que dejó Néstor con el báculo oficial, porque el bastón estará bien guardado en su equipaje Jean Vuiton. 

Lo más probable es que nuestro actual presidente siente sus petates en Calafate. Problema previsible, no es bueno que el hombre esté solo, y es malo que la mujer esté sola. Quiero decir que a pesar de la larga conyugalidad que los une, nadie puede apostar a una armonía societaria inmaculada en un futuro cercano. La gente cambia, y cuando ejerce todo ese poder, las vías afectivas y emotivas de la personalidad son inciertas. Más si se ven poco. 

Un hombre como Kirchner no chupa un clavo cuatro años. Tengo una visión, una alucinación. Néstor es un nombre de jerarca romano. Husmeo contubernios de palacio, intrigas de corte. Funcionarios susurran en los pasillos, y hombres grises complotan en las sombras. El personal gubernamental se divide. Están los nestorianos por un lado, y los cristianos – no sé cómo llamarlos de otro modo – por el otro. 

Imaginen la prensa amarilla y la naranja. El país arde por los trascendidos. Se habla de envenenamiento, el ritual tan vistoso de los salones de Augusto. Basta!, no queremos una Argentina sumida en la desdicha de un poder que se odia a sí mismo. 

Por lo tanto, Néstor debe seguir un segundo turno, hasta el 2011, y luego, sí: UNA REFORMA CONSTITUCIONAL, ¿por qué nó?, con ocho años de crecimiento todo es posible, aún con recaídas. Un reformita, la que no pudo lograr Menem, por una Re re, y sigue hasta el 2015. Lo que pase luego, ya no importa, estará en sus manos. ¿Cristina?, nada, enojada, divorciada...qué podemos saber! 

¿Ustedes creen que esta epopeya dinástica se debe a que el matrimonio Kirchner tiene vocación de poder? Nooooooooooooo. ¿Ustedes piensan que hay algo mesiánico en sus temples? Nooooooooooooooo 

Sencillamente, se trata de que son grandes empresarios, como lo son G. W. Bush y Berlusconi, lo que no es poco. Su empresa es un Estado-Nación, y se trata de vender. Son buenos administradores, ahorrativos, arriesgan, pelean un precio a muerte, no tienen escrúpulos. Todo lo que ayude a vender y a sostener a la empresa y a sus propietarios, vale la pena: los derechos humanos, el medio ambiente, las Malvinas, los gasoductos, Chávez, Segoléne Royal, Techint, Oyarbide. 

No malinterpreten, esto no es una crítica destructiva, no hay que ser ingenuos. Los cuerpos colegiados en nuestro país no funcionan. Las alianzas orgánicas tampoco. Las familias, depende. 

Cigarros Romeo y Julieta
Sansón y Dalila - Rubens -1609

   

Su opinion?

Envie su comentario!